Blog

Tanesha Awasthi, la blogger curvy que te inspirará con su estilo y amor propio (selflove)

Es verano, afuera hay 30 grados, poco viento y el aire acondicionado sale más tibio que frío.

Miro mis piernas, estoy usando pantalones “desearía estar usando una faldita que refresque mis partes” reflexiono, pero mi incapacidad de encontrar una que me llene el gusto, me impide salir de mi zona de confort y me quedo con las maxi faldas, mis queridos palazzos y un ocasional y elegante pantalón negro que no logro desterrar de mi clóset.

Entre mi devaneo sobre si mi elección de ropa estuvo mal, rebobino el tiempo y recuerdo una situación concreta: mi trauma con el porte mis caderas.

Tener caderas anchas fue para mi durante mucho tiempo un impedimento poderoso para verme elegante, sentía que la exuberancia de mi cuerpo era opuesta a lucir estilizada, elegante o esbelta, ni siquiera me atrevía a pensar en usar algo que no fueran jeans o faldas muy anchas, me dolía mirarme al espejo, porque odiaba lo que veía reflejado en el, por lo mismo evitaba a toda costa hacerlo.

Sentía vergüenza de mi cuerpo y vivía pensando en formas para poder ocultarlo.

Pero supongo que era normal pensar así, después de todo era una niña insegura que pensaba que era fea y gorda por tener un cuerpo tan diferente al del resto de las mujeres que conocía (caderas anchas, piernas gruesas y cero bubis).

Era una época en la que no existían las redes sociales y no conocía a nadie que me dijera “debes amarte tal como eres, porque así eres única” las personas preferían decirme que debía bajar de peso porque no estaba bien que una mujer fuera gorda.

Agradezco que esa época sea parte de un pasado oscuro.

Cuestionando los estándares de perfección

A medida que iba creciendo fue inevitable cuestionar todos esos absurdos estándares de belleza que se nos imponen a las mujeres desde pequeñas.

Y una de las mujeres que me ayudó a derribar esa idea de que mi cuerpo por ser más grande, debía esconderse fue Tanesha Awasthi.

tanesha-jeans
Girl With Curves

Tanesha, es estadounidense, dueña de una belleza cautivadora y un estilo digno de envidiar (e imitar). Es blogger desde 2011 y va por la vida inspirando a las mujeres a sentirse cómodas en su propia piel.

En su sitio Girl With Curves, en una carta en su sección “about me” leí estas palabras:

Luego de años luchando con desórdenes alimenticios y ejercicio excesivo como resultado de una pobre autoestima y una gran falta de confianza en mi adolescencia y mis veinte, sufrí de heridas severas en mis rodillas. No fue hasta cuando estuve a punto de conseguir mi peso ideal, ya no tenía cartílago en mis rodillas y a penas podía caminar, que enfrenté mi dura realidad: ya casi me gustaba lo que veía en el exterior, pero no era feliz por dentro. En ese preciso momento, tuve un despertar personal. Me miré en el espejo y me pregunté porqué pasaba tanto tiempo odiando mis cejas imperfectas, mi piel con acné, mi pelo con frizz, mis caderas anchas, la ausencia de una abertura entre las piernas, celulitis, estrías, tobillos anchos, pies grandes y la lista seguía…

Me pregunté ¿desperdiciar mi tiempo enfocándome en el exterior, valía el tener que vivir en mi interior atrapada en una prisión de infelicidad?

Luego de leer una frase así, tras haber recorrido un camino tan similar al de ella y sobretodo por su amor por el estilo, me resultó inevitable enamorarme de su fuerza, de su elegancia y de su valentía por mostrarse al mundo tal y cual era.

tanesha-sonriendo
Girl With Curves

Más amor, menos odio

Hoy entiendo que los extremos son grandes maestros, yo logré descubrir lo importante que es amar mi cuerpo, porque pasé mucho tiempo odiándolo, sin oscuridad no podríamos apreciar la belleza de la luz.

Se por experiencia que muchas de las cosas que más nos destruyen en la vida, son también las que más nos edifican.

Mis dolores más grandes me han traído hasta este punto y hoy siento que estoy cada día más cerca de la mujer que siempre he visto en mis sueños, por lo mismo sólo le debo agradecimientos a todas las experiencias que he vivido. Cada lágrima valió la pena.

tanesha-cartera
Girl With Curves

La paciencia, la perseverancia y la fe de que es posible cambiar se han convertido en mis consejeros más fieles y frecuentes durante este proceso de auto descubrimiento y me aferro a ellos como náufrago a su tabla de salvación, porque creo que hay límites hasta para el odio hacia una misma.

El camino del amor propio es difícil, pero el camino del odio es inhumano

Es necesario recorrer un buen tramo de auto desaprobación para poder aprender a silenciar a esa voz interna que nos reprende cada vez que nos miramos al espejo.

Esa voz -que se construye de las opiniones del resto- es nuestra y pero también lo es el poder para transformarla en nuestra fiel aliada y Tanesha es un claro ejemplo de lo que pasa cuando conquistas esa parte de ti que por tanto tiempo odiaste.

Por eso y por mucho más, mujeres como ella se merecen un lugar en el podio del amor propio. No es fácil enfrentarte al mundo y decir “esta soy yo y me vale madre lo que digas”, requiere valor, disciplina, paciencia y determinación, pero creo que es el único camino que vale la pena recorrer.

tanesha-outfit
Girl With Curves
tanesha-blusa
Girl With Curves
tanesha-blue
Girl With Curves

Me considero una fan de su fuerza y de su hermoso estilo. Sabe sacarle partido a esa belleza exótica que posee y vestir sus curvas con una elegancia única.

Leave a Reply

Instagram