Blog

¿Qué ver en Netflix? Baby, la cautivadora y polémica serie italiana

¿Será por el placer que me provoca escuchar ese delicioso acento italiano, porque estoy enamorada del chico malo -como siempre-, o porque gran parte de las canciones que ambientan esta serie de Netflix se fueron derechito a mis listas de reproducción? No lo sé, el hecho es que no veo la hora de que llegue la segunda temporada de Baby, la mini serie
italiana de Netflix.

Baby es la tercera producción italiana original de Netflix, se basa en hechos reales y relata la vida de dos adolescentes, Chiara y Ludovica quienes viven en Parioli, un lujoso barrio de Roma y ambas asisten al prestigioso colegio Collodi (donde sólo entran los mejores alumnos debido a su exigencia).

La serie comienza cuando sus vidas se cruzan.

Las chicas irán en la búsqueda de identidad y aprobación, mientras experimentan la vida a través del sexo, las drogas y otros frutos prohibidos.


Si tienes 16 años y vives en el barrio más hermoso de Roma, tienes suerte.

Ludovica y Chiara Ep 1

Caso real

La serie se basa en un escándalo italiano conocido como “Baby Squillo” traducido como prostitutas infantiles, pero a pesar de su contexto no es considerado un caso de explotación infantil, porque las niñas involucradas, -que tenían entre 14 y 16 años- admitieron que siempre estuvieron de acuerdo en tener sexo a cambio de un abultado cheque.

El escándalo vió la luz en 2014 cuando se descubrió esta red de prostitución. En el caso de una de ellas era su misma madre quien la alentaba a prostituirse para pagar las deudas.

Las chicas en promedio ganaban 500 euros al día y lo que delató la red de prostitución fueron sus clientes: empresarios y políticos de la élite romana, lo que incluyó al esposo de la nieta del dictador fascista Benito Mussolini. Algo no menor para los italianos.

Realismo cautivador

A mi me cautivó su portada (todo lo que tenga una pisca de estilo se roba mi atención :3), en donde aparecen las protagonistas -Chiara (Benedetta Porcaroli) y Ludovica (Alice Pagani)- al verlas pensé que podría ser una serie similar a Gossip Girl más que nada por la forma en que Chiara sostiene su chaqueta, y porque ambas usan lentes de sol <3 pero apenas leí la descripción supe que no era el caso.

chiara ludovica baby portada

En muchos sentidos Baby es una serie sencilla, no cuenta con grandes efectos especiales y derroche de presupuestos en cada escena, ni siquiera destaca por los estilos de sus protagonistas (tomando en cuenta que es una serie italiana), pero sí cuenta con planos sumamente atractivos, un guión original, coherente y realista, además de un cautivador elenco de actrices y actores (¿ya dije que estaba enamorada de Riccardo Mandolini?).

Otro aspecto que si o si vale la pena destacar es su origen italiano. Encontrar en una plataforma tan popular como Netflix una buena producción audiovisual que no esté en inglés es refrescante para cualquier espectador.

Equilibrio entre ficción y realidad

La serie recibió críticas desde el día 1, al ser tildada como una producción que normaliza la prostitución y que incluso la celebra.

Ante las críticas Andrea De Sica, director de los primeros 4 capítulos, dijo que el sexo nunca ha sido el foco de la serie, era lo que sucedía antes y después, que él no quería mostrar a las niñas como víctimas de la situación, sino que buscaba plasmar la realidad de una joven de 16 años que se siente completamente desconectada de su realidad y busca un escape en esta vida alternativa, donde los excesos son pan de cada día.

baby chiara bailando

A mi parecer esto se percibe perfectamente en la serie, porque el sexo nunca es el núcleo de los conflictos. La serie ni siquiera tiene escenas de desnudos explícitos y logra mostrar con objetividad e incluso con un poco de inocencia como Chiara y Ludovica se envuelven en una vida doble.

Al final del día se trata de un par de niñas que quieren tenerlo todo fácil en un mundo lleno de exigencias inalcanzables, son adolescentes en busca de amor y aprobación, la que claramente no consiguen en sus hogares por tener padres ausentes o familias disfuncionales (como cualquier cristiano común y corriente).

Chiara y Ludovica son dos niñas que se cuidan y apoyan cuando los demás les han dado la espalda.

baby chiara ludovica abrazadas

Una de las cosas que hace de Baby una serie imperdible es el realismo con el que se exponen los conflictos el existencialismo, las dudas, los dolores, la traición y como muchas veces intentamos callar esos fantasmas con excesos.

Es una serie italiana basada en un escándalo italiano, pero expone situaciones transversales y cotidianas como el machismo, la homofobia, la desigualdad social o la hipocresía de una familia que no es capaz de admitir la separación solo por temor al que dirán.

El poder de las redes sociales, drogas, sexo, violencia, bullying, homosexualidad, envidia son algunas de las temáticas que se tocan en esta producción italiana que quizás  puede resultar insultante y cruda para el espectador más sensible.

Es un drama oscuro y real como la vida misma, que a ratos saca sonrisas y que no dejará indiferente a sus espectadores, ya que es una serie con la que cualquier persona se podría identificar.

3 Comments

  1. Sasori Enero 2, 2019
  2. Itzel vallarta Marzo 5, 2019
    • Valeria Marzo 13, 2019

Leave a Reply

Instagram