Blog

6 potentes razones para ver Sex Education, la serie de Netflix que rompe tabúes

1. Su carismático y encantador protagonista

Asa Butterfield, quien interpretó al amable e inocente hijo de un comandante nazi que jugaba a través de una reja con un pequeño niño judío en la cinta “El niño del pijama de rayas” protagoniza esta serie. Sí, ese pequeño creció y no puede ser más talentoso.

Su personaje, Otis es un adolescente tímido que ve la secundaria como una parte inevitable, pero tortuosa de su anónima vida. En contraste a su taciturno carácter está el de Eric, su único y mejor amigo, un personaje completamente opuesto a él, alegre, inquieto, positivo y sediento de nuevas experiencias.

Su madre es sexóloga o terapeuta sexual y una come hombres, como el mismo la define.

La hiperdesarrollada sexualidad de su madre lo lleva inevitablemente a reprimir la suya.

A pesar de que Otis buscará a toda costa pasar desapercibido y alejado de cualquier conflicto, todo cambiará cuando sin darse cuenta ayuda a uno de los bullies de su preparatoria con un sencillo, pero eficiente consejo sobre sexualidad.

2. Enseña la importancia de la educación sexual

En muchas producciones audiovisuales se muestra el sexo como algo súper mágico, tierno, suave, bonito y fácil, que cualquier persona puede practicar con sólo sacarse la ropa y tener las ganas (y que además no tiene ni una sola consecuencia), pero en la vida real el sexo es mucho más complejo, sobre todo si eres inexperto o si tienes algún problema y no sabes como solucionarlo y menos tienes con quien hablarlo.

Quizás eres eyaculador precoz, o te cuesta llegar al orgasmo o sencillamente no sabes como darle placer a tu pareja, ¿parece tan improbable?

¿no sería genial que la educación sexual fuera igual de importante que la educación convencional? o que no nos diera vergüenza hablar abiertamente de sexo y en el caso de las mujeres ¿no sería genial que nos dejaran de tratar como putas por tener deseo sexual (el que además puede superar fácilmente al de un hombre)?

En Sex Education es posible conocer muchas realidades sexuales, todas diferentes y todas únicas, lo cual creo que nos ayuda a cerrar esa brecha que hay aún en nuestros imaginarios respecto al sexo.

A fin de cuentas esa actitud hacia la sexualidad ha logrado que la veamos como algo malo o sucio y que incluso nos debe avergonzar, cuando no porque ignoremos o evitemos su existencia significa que la gente dejará de tener sexo, todo lo contrario porque lo prohibido resulta mucho más atractivo y tentador.

Además no mejora las cosas el hecho de que en la sociedad aún exista esta idea de que si hablas de sexo es mejor susurrar (ni que se tratara de Voldemort).

3. Emma Mackey, la encantadora actriz francesa detras de Maeve Wiley

Maeve Wiley, el carismático y contrastante rostro femenino co-protagonista de Asa Butterfield, es sin duda otro de los personajes que se roba la pantalla en Sex Education.

Es aparentemente una chica ruda y mala que manda a todo el mundo a la mierda cada vez que puede (sobre todo a aquellos imbéciles que se sienten con el derecho de sexualizarla e insultarla), tiene un humor oscuro y por lo mismo la mayoría del tiempo da la impresión de ser solitaria, pero como siempre las apariencias engañan, y detrás de esa careta se esconde una chica dulce, muy inteligente, considerada y talentosa con una familia ausente y disfuncional.

Tiene ideas sólidas sobre el rol de la mujer y disfruta libremente de su sexualidad, es independiente (más que nada porque la vida la ha obligado a crecer prematuramente) y además tiene un estilo que no deja de ser digno de imitar.

4. Es sencilla y compleja a la vez

La serie está categorizada como una comedia y la ambientación, la música, el ritmo y sobretodo los personajes logran darle con sutileza el efecto de comedia, pero la serie a medida que avanza escarba en temas más complejos y densos, llevando a los personajes a profundizar en sus conflictos más oscuros y escondidos. Logrando desenredar situaciones de forma ejemplar y magistral.

5. Muestra la importancia de ser tú en máxima expresión

Eric (Ncuti Gatwa), el mejor amigo de Otis, es precisamente el motivo de este encabezado.

Desde el principio de la serie lo muestran como un chico alegre, feliz y libre, a pesar de que algunos de sus compañeros de escuela se esfuercen por hacerle la vida más difícil a él eso no le importa es resiliente y positivo, siempre anda con una sonrisa en el rostro y no se deprime cuando lo insultan y le quitan su comida en los pasillos de la escuela, sigue adelante, siempre con una actitud alegre enfrentando la vida.

Sin embargo llega un momento de la serie en que él debe enfrentar una situación muy dolorosa a raíz de un episodio de violencia que vive y la forma en que supera el miedo y la desesperanza es sencillamente inspiradora.

6. Normaliza el sexo

Sexo en una sala de clases, sexo en el auto, penes con forma de plantas, penes en muñecos de madera, kamasutras por doquier y escenas cargadas de sexo explícito y real sin adornos cinematográficos.

La serie empieza con una escena de sexo. Pero en la escena no vemos la típica secuencia de una chica simulando que llega al orgasmo escandalosamente al más leve toque de su amante. En este caso el que finge es el hombre.

En general el común de la gente -aún- tiene este pensamiento de que hablar de sexo es vulgar y de mala educación y que todas las cosas que se relacionan con el placer y la masturbación deberían hablarse a puertas cerradas y solo con personas muy cercanas.

Sex Education busca romper ese tabú y poner en la mesa las conversaciones en torno al sexo como algo común y que debiera ser parte de nuestro pan de cada día, sin esa careta cínica e hipocrita detrás de la cual intentamos ocultar algo que forma una parte de nuestra vida lo queramos o no.

Leave a Reply

Instagram